jueves, 3 de enero de 2013

BABYLON

Durante muchos años fui muy petiso. En la escuela primaria fui siempre el más chico de la clase. En la secundaria también. Pero además en la adolescencia seguía teniendo cara de nene de jardín, y eso era peor todavía. En el viaje de egresados parecía el hermanito plomo de alguno de mis compañeros. En la puerta de los boliches me miraban y dudaban de si debían dejar pasar a la criatura que les parecía yo. Con los años, más o menos diecinueve, llegué a un modesto metro setenta y uno y me emparejé con la altura media de los muchachos rioplatenses. Pero mientras tanto sufría.

Lo más amargo de mi niñez era ir a los juegos del Parque de la Ciudad. Del Italpark no me acuerdo mucho, pero en el Parque de La Ciudad había una regla muy jodida para acceder a los juegos, justamente, y era que había que superar cierta línea trazada en un cartel que marcaba si podías subir o todavía eras muy chico. Yo siempre era muy chico. Todos mis primos de mi misma edad pasaban mientras yo me quedaba mirando desde abajo. Ellos subían al Pulpo, a Las Sillas Voladoras o a la Montaña Rusa, yo tenía que conformarme con un trencito de morondanga con nenes de cinco años. Ya tenía diez cumplidos. Ni hablar de los Autos Chocadores. La primera vez que me subí a uno ya debía tener catorce o quince años, y no me resultó para nada divertido. Cuando traspuse la maldita línea ya no tenía edad para disfrutarlos. Los juegos me quedaban chicos a mí.

Por eso mismo no sé si ahora estoy a la altura de ciertas líneas para recomendar esta cosa o aquella. Series, por ejemplo. He visto por todos lados que recomiendan series, pero no se nombra a ninguna de mis preferidas. Pero no sólo eso, también las recomiendan con una una extraordinaria capacidad de la cual no dejo de asombrarme. No sé si podré trasponer esa línea. No sé si tendré la altura suficiente para subir a ese juego.

Para sacarme la duda me animaré de a poco a recomendar las series que más me gustan. En entradas tímidas, como quien va tanteando el agua de la pileta. Empezaré con una producción argentina que superó todas mis expectativas:


Una sola temporada, no creo que haya una segunda, pero bien que me gustaría. Está llena de lugares comunes, pero adrede y eso la convierte en maravillosa. Un homenaje sin corbata a los policiales oscuros. La trama es muy simple, con problemas demasiado intrincados y de resolución sencilla. Pero un culto a la imagen como poco se ve en la pantalla de televisión abierta. Porque fue por tv de aire. Hay que ser director de programación de un canal y animarse a salir con esta serie. Y la música merecería una entrada aparte. Pero que la reseñe un especialista, entre otras muchas cosas me es imposible opinar sobre música.



Acá se puede ver on line en alta calidad



Si no, YOUTUBE siempre está en todo



Si llegan hasta acá deberían ver al menos el primer capítulo. Es lo que estaría bien. Pero en realidad estaría mal, porque la serie merece que la vean completa. Aparte de una reseña mucho más lucida que esta.



20 comentarios:

  1. Ok. Esta noche le daré una oportunidad a tu recomendación. Luego te cuento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Usted no tiene palabra!
      Igual, muchas gracias por comentar.

      Eliminar
  2. gracias por la recomendación. Vi el primer capítulo y veré más. Brisky me encantó,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero no se va a arrepentir. Brisky y Luque la descosen.
      Gracias por comentar.
      Saludos!

      Eliminar
  3. Comienzo con la serie ahora que el insomnio está de visita.

    Francesc contagia con su posteo diario, no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se puede negar el entusiasmo de Francesc, y el entusiasmo siempre contagia. Pero estamos muy lejos de seguir su ritmo.
      Gracias por pasarte. Saludos!

      Eliminar
  4. Paso por acá y digo que no vi todavía ningún capítulo, pero estoy a tiempo. Me intriga la actuación del sr. Ripoll que por lo que sé, es un malhechor. Besos para vos y toda la concurrencia!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues resuelva su intriga sobre Diego Ripoll y vea la serie! No puedo comentar nada sobre su actuación sin contar la trama.
      Gracias por pasar.
      Saludos!

      Eliminar
  5. Me apunto yo también la recomendación, pero lo que quiero es más historias de cuando eras petiso.

    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las historias sobre cuando era petiso me insumen luego muchas horas de terapia (terapia cacera, pero terapia al fin). Pero veré qué se puede hacer (ojo, también puedo contar historias de cuando era flaco, ahora que soy más bien gordito, eh?)

      Eliminar
  6. Vaya: justo leo lo del "posteo diario de Francesc" cuando, por lo menos en mi blog (porque si escarbáis por la red veis que sí lo consigo) me resulta imposible.
    Villa: un mes y medio, eso hay que superarlo ya. Hombre.

    ResponderEliminar
  7. Si no tuviera serias dificultades para seguir cualquier tipo de serie que no pueda enganchar en algún madrugado zapping por cable y que carezca de una continuidad que me haga esperar a determinado día en tal horario para saber qué es lo que va a pasar después y que si me perdí el determinado día y tal horario previo entonces hoy no entiendo qué es lo que y por qué está pasando y que aunque pudiera verla en mis propios tiempos por internet jamás me daría la hora para verla completa de corrido ni recordaría seguirla otro día y que con tal desesperación voy a perder el hilo de cualquier historia que terminaría escribiendo sin comas... entonces me hubieras vendido Babylon sin necesidad de decir nada sobre ella. Sólo con los primeros 4 párrafos.
    Igual en una de esas la veo. Cualquier cosa te aviso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oiga que las historias empiezan y se resuelven en el mismo capítulo. Hay un trama continua, pero no se pierde nada viendo capítulos por separados cada dos o tres meses.
      Saludos!

      Eliminar
  8. Yo sigo siendo bajito pero jamás tuve la menor dificultad para recomendar series y esas cosas, así que ya que estoy, te recomiendo Sherlock, de la BBC.

    Y ya que estoy, te recomiendo un libro: El Lugar, de Mario Levrero.

    Ahora que pienso, estas dos recomendaciones, fueron denostadas por un común amigo blogger que sospecho es la razón por la que vos estuviste por mi blog y yo esté por el tuyo: Francesc Bon.
    Habría que ver quién tiene razón. Habría que ver quién es más alto, tal vez.

    Abrazo desde la Banda Oriental.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya son varios quienes me recomiendan a Mario Levrero y aún no he leído nada de él. Voy a tener que empezar, nomás. Parece que me estoy perdiendo algo interesante.

      Es verdad que llegué a su blog por Francesc, pero también por otro compatriota suyo: Quien Pereira, de quien no tenemos prácticamente ninguna noticia al día de hoy.

      Gracias por pasar.
      Saludos!

      Eliminar
  9. Ya que hablas de una serie argentina. En breve tendréis '¿Quién mató al Bebe Uriarte?', con los enormes Federico Luppi y Miguel Angel Solá. Ni más ni menos. ¿Con una trama quizá más convencional de lo que estamos acostumbrados a ver últimamente -tipo series como House, Californication, etc)?. Puede ser (que no lo sé). En todo caso cualquier cosa con Luppi y Solá juntos la pondría en un Top Ten. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, pinta muy bien el avance.
      Muchas Gracias por pasar.
      Vuelva cuando guste.
      Saludos!

      Eliminar
  10. Yo mido 1,80 y nunca me siento a la altura de nada. Así que recomendá tranquilo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, yo con un metro ochenta sería insoportable recomendando cosas. Aunque no necesito esa altura para invitar a quien lea esto a visitar su sitio. Altamente recomendable.
      Gracias por comentar.
      Saludos.

      Eliminar